ColumnaSinNombre
@pablojair

  • El muñeco diabólico que sobrevive al final de la película.
  • ¿Esconden los Yunes a involucrado en el caso Lydia Cacho?.
  • El regreso del payaso de rodeo de Las Choapas.

Aunque DafPonc se “vaiga”,
siempre tendremos Uruapan Mexican Loqui
–Chopenjawer sad

Que el último reporte que se tiene de las negociaciones (lunes por la noche) es que los partidos que conforman la alianza “Va Por Veracruz” llevarían ya 90 alcaldías pactadas: 30 para el PRI, 30 para el PAN y 30 para el PRD.

Lo anterior en realidad es notable si tomamos en cuenta la gran cantidad de intereses políticos y de negocios que se generan alrededor de los ayuntamientos; la influencia que ejercen sindicatos, grupos de poder regional, empresarios, caciques, malandros, etc.

Ha sido tan intenso el tema de las alcaldías, que –según fuentes de esos partidos– aún no se han definido diputaciones locales, pues primero quieren definir lo de los Palacios Municipales.

Caso muy especial ha sido el de Xalapa, pues hay todavía jaloneo.

Uno creería que ese asunto sería resuelto pronto, especialmente porque, con todo y alianza, esos partidos no tienen muchas posibilidades de ganar, ya que la ventaja la lleva MORENA con Ricardo Ahued como candidato. Que en ese sentido, apostarían a un candidato que le pueda hacer frente como David Velasco Chedraui, ya registrado como precandidato del PRI.

Se sabe que el principal bloqueo en las negociaciones proviene del Partido Acción Nacional, lo cual impide que Velasco Chedraui todavía no haya sido declarado candidato de unidad a la alcaldía de Xalapa por la alianza “Va por Veracruz”. Por lo anterior, los dirigentes estatales de los partidos decidieron tomarse un descanso y esperar a que los ánimos se calmen, se enfríen, ya que todavía hay tiempo para seguir negociando, hasta pocas horas antes de la fecha límite.

Esta posición de no ceder por parte del PAN tendría el respaldo del Comité Nacional, con la intención de que un candidato proveniente de las filas del blanquiazul sea el que encabece dicha alianza.

Lo anterior llama mucho la atención porque suponemos que los panistas se están basando en los últimos números de la elección municipal de 2017, donde Morena (sin alianza) ganó la alcaldía con Hipólito Rodríguez con 68 mil 886 votos.

En segundo lugar quedó Ana Miriam Ferráez Centeno –hoy diputada local por Morena– por la alianza PAN-PRD, quien obtuvo 44 mil 398 votos. De esos sufragios, mil 607 fueron para la alianza, 5 mil 281 fueron para el PRD y 37 mil 510 fueron solitos del PAN.

En tercer lugar quedó con 18 mil 739 votos la alianza PRI y Partido Verde Ecologista (hoy aliado de Morena); entre los dos, sacaron apenas 692 votos; el tricolor por sí solo sacó 14 mil 724 y el Verde apenas 2 mil 323.

Es decir, entre Morena y el PAN, solos como partidos y sin alianza, en la última elección municipal tienen una diferencia de 31 mil 376 votos.

A esos poco más de 37 mil 510 del PAN en la última elección se podrían sumar 5 mil más del PRD y unos 15 mil del PRI (siendo generosos en que el tricolor, como partido, llegara a tener esa votación en la capital de Veracruz), más lo que pudieran aportar los simpatizantes de cada candidato.

La apuesta en este caso del PAN es muy arriesgada, si se toma en cuenta que estarían apostando a una candidatura que no tendría el mismo impulso que tuvo Ana Miriam como candidata a la alcaldía, siendo ella una personalidad de la radio y de una familia muy conocida en la capital de Veracruz.

Además habría que sumar el castigo ciudadano que hubo para el PRI y esas reservas de votos que finalmente fueron a parar a Morena, partido que sigue siendo fuerte en Xalapa, que arrasó por el efecto López Obrador y ahora tiene a un candidato de mucho peso con Ricardo Ahued.

En resumen, las circunstancias son muy diferentes a las de la última elección municipal, pero el PAN está muy confiado en que podrían lograr la candidatura de la alianza o incluso hasta sacar la elección con un candidato propio.

De ser este el escenario en las próximas semanas, parece que la alianza en Xalapa no va.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Lo comenta un periodista de mucha experiencia en temas políticos: “Yunes no pudo imponer a su hijo como su sucesor en la gubernatura; no pudo imponer a Pepe Mancha en la dirigencia estatal del PAN, y ahora le está costando un huevo y la mitad del otro imponer a ChiquiYunes en la alcaldía… La diferencia con Bingen fue de 12 votos, teniendo toda la lana que tienen, además de que ellos, hoy por hoy, detentan el poder en la alcaldía. Conclusión: desde hace rato están a la baja, pero se resisten; sacan fuerza de flaqueza, sacan desesperados agua del bote… Pero si los dejan pasar: ¡aguas!, estos son como las películas de terror donde pensaban que ya habían exterminado al muñeco diabólico, pero de repente, por alguna pinche e inexplicable razón, el pukta muñeco…. ¡revive!”… ¿Será que por eso le dicen “Chucky” al “Cascarita”?

OTRA NOTA: “Medios de comunicación poblanos indican que Adolfo Karam Beltrán, ex jefe de la Policía Judicial y cómplice del ex gobernador Mario Marín –recientemente detenido por el caso Lydia Cacho– fue ubicado en la caseta de Esperanza, Puebla por elementos de la Guardia Nacional cuando se dirigía por la madrugada de este martes hacia el puerto de Veracruz; sin embargo pudo escapar y en el sitio únicamente se encontró a dos de sus escoltas. El ex jefe de la Policía Judicial de Puebla, acusado por el delito de tortura a la periodista Lydia Cacho en diciembre del 2005, se dirigía a Veracruz cuando elementos de la Guardia Nacional revisaron el vehículo en el que viajaba. Personajes cercanos al marinista indicaron que pudo librarse de la Guardia Nacional ofreciendo algún tipo de soborno. De manera oficial, la Guardia Nacional no reportó detenciones ni la presentación de los dos escoltas de Karam o los detalles del vehículo en el que viajaba. La propia periodista confirmó los hechos. En Twitter, Lydia Cacho reveló: ‘El prófugo ex director de la policía huyó de la Guardia Nacional protegido por sus escoltas armados en Veracruz'”. Lo anterior lo informa el portal Versiones.com.mx

LA ÚLTIMA PORQUE YA REGRESÓ LA JACKIE DEL HOSPITAL: Vaya alacrán que se están echando al bolsillo los de “Todo Por Veracruz” para que sea Renato Tronco Gómez el candidato a la alcaldía de Las Choapas. En este caso deberían pensar si es lo mejor para la población y no irse de babas, de bruces, nomás por querer ganar el Palacio Municipal… ¿O será el famoso payaso de rodeo soltó un varote para comprar su espacio en la boleta electoral? Por cierto, Morena todavía no define por aquellos lares, de donde es originario Esteban Ramírez Zepeta, aspirante a la dirigencia estatal del partido lopezobradorista.

loading...