Este jueves se realizó la primera audiencia de Andrés “N”, presunto feminicida serial de Atizapán de Zaragoza, tras cuatro horas y 20 minutos se dictó prisión preventiva y fue vinculado a proceso.

Aunque se reservó su derecho a declarar, expresó: “lo hecho hecho está, sólo quiero decir la verdad, ahí está el esposo (de Reyna), él vio todo”.

Narró que su primera víctima fue Norma “N”, una mesera de un bar a quien cortejó sin éxito en el 2001, con engaños la llevó a su casa y la mató a puñaladas.

Posteriormente conoció en otro bar a Berenice “N”, tras insistir en que tuvieran una relación y ante la negativa de ella, la mujer corrió con la misma suerte, le clavó un cuchillo en el pecho para después destazarla.

Al igual que estas mujeres, en 2016 conoció en otro bar a Flor Ninive, la invitaba a comer y supuestamente le daba dinero, sin embargo también ella se negó a ser su pareja sentimental, la asesinó en octubre de ese año.

Cuando conoció a Rubicela, le gustó tanto que también la quería sólo para él, la secuestró y acabó con su vida en 2019.

Bruno, esposo de Reyna González, la víctima por quien fue descubierto, rindió su declaración donde narró que se despidió de su esposa el viernes a las cinco de la mañana y luego se fue a trabajar, ella le dijo que ese día iría a comprar refacciones para celulares ya que a eso se dedicaba, por lo que se quedó de ver con Andrés, pero ella nunca regresó, al otro día ingresó a la fuerza al domicilio del sujeto de 72 años, encontrando la dantesca escena de su esposa cercenada sobre una mesa del comedor.

El esposo de Reyna González, madre de dos pequeñas hijas de cuatro y ocho años de edad, pidió que se deje de mencionar que ella tenía una relación con este hombre, explicó que era un amigo de la familia, que le tenían lástima y trataron de apoyarlo económicamente por ser de avanzada edad, por lo cual le tenían plena confianza

“Mis hijas no pueden ver la televisión porque dicen que ella tenía una relación extra marital, lo cual no es cierto, no sé si él lo inventó”, dijo el hombre por el cual Andrés “N” logró ser detenido.

Todo México se horrorizó porque no era el único cuerpo, la policía encontró cráneos y varios huesos, pero lo más escalofriante fueron rostros desollados con cabelleras completas, estaban bien conservados.

La pericia de este hombre de 72 años al cortar la piel ahora se explica tras los testimonios de los vecinos que relataron que trabajó por varios años en un rastro de preparación de carne para consumo humano en Tlalnepantla. Los cortes para separar la piel del músculo eran muy precisos, además los conservaba con sal para eliminar la humedad y preservarlos en buenas condiciones.

En este domicilio en la calle Margaritas, de la colonia Lomas de San Miguel, durante las labores de campo fueron encontradas además maquillaje, ropa, zapatos de mujer, libretas con 29 nombres, herramientas de corte como cuchillos, machetes y una segueta, así como 20 grabaciones, presuntamente de los asesinatos que cometió.

Durante 20 años, Andrés “M” pudo haber asesinado y descuartizado a varias mujeres , según el registro de su libreta. Él mismo afirmó que también se las comía.

El hombre aparentaba ser un vecino normal. Andrés “M” trabajó como presidente del Consejo de Participación Ciudadana en el Gobierno Municipal de Atizapán de Zaragoza.

Actualmente formaba parte del equipo de campaña de Pedro Rodríguez Villegas, candidato a presidente municipal de Atizapán de Zaragoza por la coalición Va por México.

loading...