El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, empeñó su palabra de que sin complicidades o alianzas con grupos criminales y cuidado mútuo, continuará la lucha contra la delincuencia y violencia en el país.

Durante la inauguración de instalaciones de la Guardia Nacional en Zapopan, en el estado de Jalisco, el Jefe del Ejecutivo reconoció el respaldo del gobernador Enrique Alfaro para colaborar con una coordinación pese a la confrontación política.

Desde la ciudad que la Federación considera es la sede del cártel Jalisco Nueva Generación, señaló que en administraciones anteriores había una colusión que daba poder a los delincuentes.

“No había frontera entre delincuencia y autoridad, no se sabía dónde terminaba la autoridad y dónde comenzaba la delincuencia, se tenía que pintar una raya, se tenía que fijar una frontera”, dijo López Obrador.

Lamentó que se llegó al extremo de la venta de plazas para que los delincuentes actuaran con “manga ancha” y con impunidad, donde incluso, se registraba una baja tasa de aseguramientos y decomisos a los criminales.

“Esto hundió y afectó no sólo la actuación del Poder Ejecutivo, sino también del Poder Judicial, en los estados y en la Federación”, apuntó una vez más.

López Obrador insistió en que con coordinación, se logra una protección mutua ante los grupos delincuenciales que están instalados en el país, desde hace décadas.

“No había realmente acción de la autoridad, ahora no es así, y quiero que se escuche bien y que se escuche lejos, no vamos nosotros a negociar con la delincuencia, no vamos a transar con la delincuencia”, aseguró.

“Vamos a actuar con estricto apego a la Ley, bajo el principio liberal de que al margen de la Ley nada y por encima de la Ley nadie, no son los mismos tiempos, desde luego no vamos a violar derechos humanos, no es con masacres como se resuelve este problema, va a ser con más inteligencia que fuerza, vamos a seguir combatiendo a la delincuencia y no vamos a dejarnos intimidar, y nos vamos a proteger mutuamente”, agregó.

El Primer Mandatario refrendó su agradecimiento por el respaldo de los militares, ante el general Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena) Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, el almirante Rafael Ojeda Durán, para garantizar la seguridad de los ciudadanos, incluyendo los servidores públicos.

“Se va a seguir respaldando a los gobiernos municipales, a los gobiernos estatales, en este caso de Jalisco ante amenazas e intimidaciones, le decimos al gobernador Enrique Alfaro que no está solo, cuenta con el apoyo del Gobierno Federal, estamos juntos para enfrentar el desafío de la delincuencia”, puntualizó.

Por su parte, Alfonso Durazo aseguró que se están acatando las indicaciones del Presidente para marcar una línea definida entre los servidores públicos y los delincuentes.

Aseguró que el gobierno de Jalisco, encabezado por Enrique Alfaro, ha sido coordinado en materia de seguridad pese a las diferencias en otros aspectos de la vida pública del País, como la política.

“Creo que sólo en la conciliación cualquier país tiene las posibilidades a plenitud su potencial, Jalisco es una de las entidades con más coordinaciones regionales y cuarteles, vale destacar porque significa la prioridad que le hemos dado en el Gobierno federal, no obstante estos avances hay mucho por hacer”, dijo.

Insistió que la Guardia Nacional tiene que pasar “por un largo proceso de maduración” y optimizar así los resultados.

Con información de Quadratín

loading...