La banda Café Tacvba denunció el pasado 2 de mayo de 2019 que fueron víctimas del robo de su equipo de sonido, durante una gira, uno de los camiones fue retenido por un grupo del crimen organizado en la carretera Puebla – Córdoba.

Desde lo ocurrido, nada se supo del equipo hasta esta semana que surgieron algunas versiones sobre esos hechos

El Portal Página Negra aseguró esta semana que el sonido Fania 97, uno de los sonideros más conocidos de Puebla, toca con el de Café Tacvba.

La publicación señala que Arturo Romero Aparicio, alias “El Cachibombo”, quien dirigió el crimen organizado desde el penal de San Miguel hasta su traslado a un penal federal en Chiapas en enero del 2020, apadrinó al sonidero a través de su banda delictiva que controlaba el norte de Puebla y en específico La Cuchilla.

De esta forma, Omar Rojas presumió de un día para otro sus instrumentos de luz y sonido de alta tecnología. Solo a las personas más allegadas les dijo que se trataba del equipo que le fue robado a Café Tacvba en Acatzingo.

Luego de que la noticia se difundiera, el sonidero Omar Rojas, quien presuntamente tiene nexos con el crimen organizado en Puebla y de tener parte del equipo robado a la agrupación musical, pensó en realizar varias presentaciones gratis “para limpiar su imagen” y reaparecer para evidenciar que se encontraba tranquilo.

El sonidero hizo transmisión en vivo desde la zona del barrio de San Antonio en la capital de Puebla, la cual alcanzó más de 4 mil 500 conectados, la mayoría de ellos fans de Café Tacvba, quienes comenzaron a bromear, e incluso a reclamarle por el robo del equipo.

Omar Rojas inició incluso con la canción “El baile y el salón” de la banda de Ciudad Satélite, por lo que algunos de los seguidores de la banda comenzaron a atacarlos por “tener el descaro” de iniciar con ese tema.

Dicha situación fue tomada por Café Tacvba, desde su cuenta de Twitter, con humor.

El grupo siguió en ese tono con publicaciones en Twitter y Facebook en tono de burla, haciendo alusión a los sonideros y hasta memes.

Y es que a dos años del robo a Café Tacvba, todo ha quedado en dichos y burlas, incluso memes.

loading...