Así es como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) logró meterse hasta seis estados del centro de México: con células operativa o aliándose a grupos locales; de esta forma consiguieron afianzarse poco a poco, en solo 3 años,  en Morelos, el Estado de México, la Ciudad de México y luego de ahí brincaron hasta Puebla, Hidalgo y Querétaro.

En capacidad de fuego y operatividad, la agrupación de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, es equiparable solamente con el Cártel de Sinaloa, que tiene varias décadas de existencia y cuyas cabezas más visibles o reconocibles fueron “El Chapo” Guzmán y el “Mayo Zambada.En contraste, los de Jalisco nacieron apenas hace 10 años, en el 2010, y hoy cuentan con presencia en prácticamente todo México y en varios continentes, incluso Asia.

Fue en 2015 cuando “El Mencho”, oriundo de Michoacán, salió de Jalisco para expandirse por todo México para hacerse un auténtico peso pesado del narcotráfico, el secuestro y la extorsión, pero no fue sino hasta 2017 que puso los ojos en el centro del país.

Un informe federal citado por El Universal, da cuenta de que el CJNG se encarga de reclutar a jóvenes de varios estados y los manda a Puerto Vallarta, en Jalisco, donde son adiestrados en la sierra por exmilitares de Colombia y exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para llevar a cabo acciones muy exactas: ya sean asesinatos o apoderarse de territorios específicos, según sea la voluntad de los patrones.

Fue ese crecimiento en la zona centro lo que ha hecho más sencilla su incursión en la Ciudad de México, mediante el envío de células entrenadas en Puerto Vallarta, lugar desde el cual se coordinan varias de las operaciones del CJNG.

Tan solo durante el último año, el “Mencho” ha enviado unas cinco o seis agrupaciones que se sumaron a la Fuerza Anti Unión Tepito y de esa forma establecerse en nueve alcaldías: la GAM, Cuauhtémoc, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Cuajimalpa; norte, sur, oriente y poniente por igual.

¿Qué ha ayudado también al asentamiento del Cártel Jalisco en la capital? Que no hay grupo rival. No es como en Guanajuato, donde “El Marro” les opuso resistencia y lo seguirán haciendo los remanentes del Cártel de Santa Rosa de Lima; no es como en Sinaloa, donde “El Mayo” y “Los Chapitos” les dan pelea. No es igual que en Tierra Caliente, donde Los Viagras, Los Blancos de Troya y la Familia Michoacana les hacen frente. No es como en Sonora y Chihuahua, donde La Línea, lo que queda de “Los Zetas” o “Los Salazar” se apertrechan para darles batalla. No es así, en la ciudad planean convertirse en la única autoridad de facto.

A su vez, en el Estado de México, los Jaliscos se han fortalecido en los últimos dos años especialmente en los municipios que hacen frontera con la CDMX: es decir Neza, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Tultitlán, Valle de Chalco, Tecámac, Texcoco y Zumpango, mismos que tienen una alta densidad de población… y de rezago social, una mezcla inmejorable para reclutar gente.

De hecho, la autoridad tiene a Omar Ramsés, alias “El Calaca” como el señalado de liderar al cártel en el Edomex, donde hay una guerra declarada con la Familia Michoacana, que allí encabeza Johnny Olascoaga Hurtado, “El Pez”, especialmente en Neza y Zumpango.

A su vez, en Morelos aprovecharon el debilitamiento del Cártel de los Beltrán Leyva y sus grupos anexos, sitio en el que son resistidos por Los Rojos, la Familia Michoacana, Los Tlahuicas y los Mayas.

Sin embargo, la alianza del CJNG con Los Colombianos opera en los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Temixco, Emiliano Zapata, Xochitepec, Miacatlán, Tetecala, Mazatepec, Puente de Ixtla y Amacuzac, donde acaparan los homicidios, secuestros, extorsiones y, desde luego, la venta de droga.

Por su parte, la Familia Michoacana junto a los Mayas controlan el narco, la extorsión y el homicidio en Miacatlán, Coatlán del Río, Coatetelco, Tetecala, Xoxocotla, Mazatepec, Zacatepec, Amacuzac, Jojutla, Puente de Ixtla, Tlaquiltenango, Tlaltizapán, Emiliano Zapata, Cuernavaca, Jiutepec y Yautepec.

Mientras tanto, en Hidalgo los jaliscienses se enfrentan a Los Zetas Vieja Escuela por el huachicoleo, la venta de drogas a traves de narcomenudistas en los municios de Pachuca, Tula y Tepeji del Río.

Por su parte, el gobierno de Puebla reportó que el CJNG incursionó en la entidad recientemente y su presencia es menor comparada con Los Zetas y los grupos que sobreviven de los Beltrán Leyva, cuya estructura es más sólida en la entidad, pero eso no ha impedido que los del “Mencho” se encuentren en los municipios de Palmar de Bravo, Cañada Morelos, Cholula, Texmelucan y Puebla capital.

Sobre este último lugar, el gobernador del estado, Miguel Barbosa, ha dicho que es uno de los objetivos prioritarios del cártel especialmente por el apetitoso botín que representa el huachicoleo allí, mismo motivo que los llevó a irrumpir en Guanajuato, donde “El Marro” monopolizó por años dicha práctica.

Finalmente, en Querérato la llegada del grupo de Jalisco ocurrió el año pasado y desde entonces se han apoderado de Corregidora, Pedro Escobedo, El Marqués, San Juan del Río y Querétaro capital, donde han desplazado sin mucho problema a los grupúsculos que servían a los Caballeros Templarios y los tímidos tentáculos del Cártel de Santa Rosa de Lima que se escondieron allí tras la persecución del gobierno federal y, desde luego, la guerra entre “El Mencho” y “El Marro”.

Fuente: Reporte Nivel 1

loading...