Xalapa, Ver. Silvia Carolina López Rocha, consultora externa del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y abogada especialista en Clima de Inversión en el Banco Mundial, afirmó que aunque China aún cuenta con grandes áreas de oportunidad que mejorar, se posiciona a nivel global como país apto para realizar negocios.  

La egresada de las facultades de Ciencias Administrativas y Sociales (FCAS) y Derecho de la Universidad Veracruzana (UV), impartió el 17 de julio la conferencia virtual “Reformas en el ambiente de negocios en China y su impacto en reportes del Banco Mundial, organizada por los centros de estudios ChinaVeracruz (Cechiver) y del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).  

López Rocha compartió que de acuerdo al Doing Business Report del Banco Mundial, en 2020 China ocupa el lugar 31 de países con mayor facilidad para realizar negocios.  

Mencionó que el Doing Business Report es una publicación del Banco Mundial que analiza las regulaciones que promueven la eficiencia y la libertad de realizar negocios de los países que integran a este organismo.  

Explicó que este reporte mide 10 áreas que evalúan qué tan fácil o difícil es operar una empresa en un país, como la obtención de permisos de construcción y electricidad, el pago de impuestos, el comercio transfronterizo y el cumplimiento de contratos. 

Comentó que aunque China ocupa el lugar 31 en la edición 2020 del Doing Business Reporten la que Nueva Zelanda y Singapur encabezan el listado–, destacó que este país ha avanzado 128 puestos desde 2014, año en el que estaba en el sitio 159.  

Aseguró que la nación asiática ha tomado las mejores prácticas que el Banco Mundial le ha recomendado, y las ha aplicado en su entorno y gobierno de una forma adecuada para hacerlas funcionar.  

Afirmó que desde 2008 China ha implementado 36 reformas que le han permitido mejorar las áreas evaluadas por el Banco Mundial. 

Compartió que de 2014 a 2020 el tiempo de apertura de una empresa en este país se redujo de 32 a nueve días, y los procedimientos para hacerlo disminuyeron de 11 a cuatro. 

En el transcurso de los años mencionados la obtención de un permiso de construcción pasó de tardar 266 a 111 días, y los procedimientos se redujeron de 29 a 18.  

En cuanto el registro de una propiedad, el tiempo promedio para hacerlo decreció de 32 a nueve días, y la cantidad de procedimientos disminuyeron de cinco a cuatro; en el comercio transfronterizo los exportadores en vez de pagar 569 dólares ahora lo gastan 330, y los importadores pagan 318 en vez de 871. 

López Rocha mencionó que China aún cuenta con áreas de oportunidad, como el ámbito para hacer reformas en el sector judicial que permitan agilizar el cumplimiento de los contratos comerciales.  

La jurista manifestó que estos logros han sido posibles gracias a la disciplina interna, al gran compromiso al cambio y a la velocidad insuperable de este país en tratar de mejorar y reformar. 

“Aunque al día de hoy China cuenta con su propia banca de desarrollo, el Banco Mundial tiene nuevos retos y oportunidades que superar y aprovechar de la mano con esta nación”, concluyó.  

Fuente: Prensa UV

loading...