La empresa textil española Colorprint Fashion creó un cubrebocas que cambiará de color si el portador tiene fiebre de más de 37.5 grados.

Las innovaciones en cubrebocas y caretas han hecho que científicos y diseñadores se pongan a crear tan importante herramienta para evitar contagiarse de covid-19.

El cubrebocas ya fue certificado por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX) pues este no es el primer accesorio que Colorprint Fashion crea para medir la temperatura, por lo que esta mascarilla promete funcionar a la perfección.

Este cubrebocas está fabricado con un tejido con sensibilidad térmica que es capaz de activarse con el aumento de la temperatura corporal y además puede lavarse y reutilizarse y promete filtrar el aire hasta un 98 por ciento.

“Era el momento de dar soluciones. Esperamos que la mascarilla facilite el trabajo a los profesionales y ayude a detectar posibles contagios y frenar así la propagación del virus”, dijo Rafael Torregrosa fundador de la empresa.

Fuente: Agencias

loading...