La lucha contra el covid-19 está lejos de concluir en América Latina, la región donde la pandemia presenta actualmente la mayor incidencia mundial de casos y los sistemas sanitarios están al borde del colapso, advirtió este viernes la Federación Internacional de la Cruz Roja.

“La pandemia está lejos de terminar”, en momentos en que “aumenta la transmisión y los sistemas de salud corren riesgo de colapsar”, advirtió en un comunicado la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), basada en Panamá.

Alertó además que la región ha alcanzado el pico más alto de muertes por el nuevo coronavirus desde el comienzo de la pandemia y presenta la mayor incidencia mundial de casos de covid-19 por cada 100 mil habitantes.

“En este momento, 10 de los 15 países que más nuevos casos y muertes reportan en el mundo están en América Latina y el Caribe. La pandemia aún no acaba”, señaló a la AFP, Ghotai Ghazialam, gerenta de la operación COVIDIEN-19 de la IFRC en América.

Según IFRC, Uruguay, Argentina y Costa Rica encabezan la lista de los países con mayor número de nuevos contagios, seguidos de Trinidad y Tobago, Surinam y Brasil.

“Muchos países de la región se encuentran en riesgo extremo de transmisión y en algunos de ellos los sistemas de salud atraviesan su peor situación en meses, con porcentajes límite de ocupación de camas hospitalarias y de UCI. Hay un riesgo real de colapso”, afirmó Ghazialam.

La organización considera que en Brasil, Argentina y Uruguay hay riesgo de un colapso inminente de los sistemas sanitarios, mientras que en Paraguay, Colombia y Bolivia las “campanas de alarma están sonando”.

Hasta el viernes, la región de América Latina y el Caribe sumaba más de un millón de muertos y 32,5 millones de contagios por covid-19. Brasil y México, respectivamente, son los países con el segundo y cuarto mayor número de muertos por la pandemia en el mundo en números absolutos.

Los expertos temen la aparición de nuevas variantes del virus que puedan ser potencialmente más transmisibles o letales, en momentos en que, según la Federación Internacional de la Cruz Roja, el ritmo de vacunación en la mayor parte de América Latina y el Caribe es “peligrosamente lento”.

“Cinco meses después del inicio de las vacunaciones en todo el mundo, menos de dos de cada mil vacunas se han administrado en los países más pobres [de Latinoamérica]” declaró Martha Keays, directora regional de la IFRC para las Américas.

“Dejar atrás a los más vulnerables en los procesos de vacunación es una catástrofe moral y de salud pública”, por lo que deben considerarse “todas las medidas posibles” para producir más vacunas, incluida la exención temporal de las protecciones de propiedad intelectual, añadió Keays.

Fuente: Agencias

loading...


Deja un comentario