Veracruz, Ver., 14 de enero 2022.- Representantes de 85 seccionales pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el puerto de Veracruz, se deslindaron de la dirigencia estatal de su partido, así como de su dirigente municipal y los representantes del partido tricolor, luego de que acusaran no haber sido tomados en cuenta para la toma de decisiones dentro de este organismo político en las pasadas elecciones.

Así lo dio a conocer en conferencia de prensa, Andrés Martínez Saavedra, ex secretario adjunto a la presidencia del Comité Directivo Municipal del PRI, quien estuvo acompañado de presidentes de diferentes seccionales del puerto.

Recordó que durante las pasadas elecciones municipales, su partido fue en alianza con la actual alcaldesa del puerto, al tiempo que dijo ser el portavoz de sus compañeras inconformes, y en este sentido calificó como indignante la forma en que muchas presidentas de seccionales fueron abandonadas por su propio partido y no fueron tomadas en cuenta por la cúpula priísta.

Martinez Saavedra dijo también que sus compañeras fueron tachadas de traicioneras y fueron bloqueadas por los dirigentes estatales y Municipales, ya que no estaban de acuerdo con la manera en que se estaba manejando la elección, pues todo era a conveniencia de los dirigentes del partido tricolor.

Ante esta situación de bloqueo, determinaron deslindarse de Marlon Ramírez Marín; dirigente estatal del PRI, de Carlos Troncoso; dirigente municipal del mismo partido en el puerto, de la diputada Anilú Ingram, de Carolina Gudiño, de Belém Palmeros y de la diputada Lorena Piñón y Daniel Galindo.

Dejó en claro que se deslindan de las personas, pero no del partido, al tiempo que se declararon un grupo autónomo del PRI, y los acuerdos que se hayan hecho a nombre de la base.

Solicitaron una reunión con la alcaldesa de Veracruz, Patricia Lobeira Rodríguez, y remarcaron que no buscan posiciones ni puestos políticos, sólo quieren solucionar el problema que tienen y dejar en claro la posición de las presidentas de seccionales que fueron bloqueadas por los dirigentes del PRI.