Tras el rescate de los 14 enfermeros secuestrados en hoteles de la Ciudad de México, la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJCDMX) logró localizar el teléfono desde el cual se realizara el secuestro virtual de los trabajadores de la salud.

De acuerdo a la información, el móvil se ubicó en el Penal de Altamira, Tamaulipas, y sería a través de este dispositivo que dieron las instrucciones para exigir a las víctimas la suma de dinero a cambio de no hacerles daño.

Los secuestrados también declararon que los supuestos extorsionadores ejercían presión sobre los afectados, con el argumento de que serían detenidos pues sabían que en sus habitaciones tenían droga y armas, por lo que debían seguir las indicaciones de una persona, también víctima, a quien posiblemente obligaron, con amenazas, a hacerse pasar como uno de ellos”, se abundó.

Se informó que uno de los secuestrados sí realizó el depósito de 300 mil pesos bajo amenazas telefónicas que se hicieron por parte de extorsionadores que pudieron encontrarse en este penal tamaulipeco.

Mientras tanto, la FGJCDMX dio atención médica y psicológica a los secuestrados, además de la asesoría legal correspondiente, y aseguró que continuará con las investigaciones pertinentes para dar con los responsables.

Fuente: Agencias

loading...