Xalapa, Ver. – El gobernador Cuitláhuac García Jiménez aseguró que el ataque armado registrado la tarde el lunes en el campo deportivo de la Sección 23 de Potrero Nuevo, Atoyac, y donde perdieron la vida cuatro personas, no quedará impune, además que afirmó que los finados tenían en su poder una caja de droga.

De acuerdo a los informes, dijo, que se dieron a conocer en la reunión de la “Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz”, las personas estaban reunidas, sin armas, sin embargo, en posesión de droga.

Es por lo anterior, que dijo que se deduce que el ataque del que fueron objeto pudo haber sido encabezado por algún grupo delincuencial, sin embargo, se mantienen las investigaciones.

“Pero lamentablemente al indagar sobre quienes pudieron ser, se hace un estudio de lo que estaba pasando y estas personas estaban tomando bebidas alcohólicas en la zona de un campo, no había partido, no había juego, no era así, sino que ocuparon ese lugar para tomar, pero también se descubrió que tenían en su posesión droga, una caja de droga”, detalló.

García Jiménez, aseguró que este hecho no quedará impune pues en Veracruz se aplica la ley en contra de quien atente contra la vida de una persona, sin importar su estatus pues afirmó que en la entidad no hay espacio para venganzas entre grupos delincuenciales.

“Para nosotros son personas y vamos a ir tras los responsables, independientemente de qué hacían, con todas las agravantes que se les puedan aplicar a quienes lo hicieron. No fue enfrentamiento, estaban desarmadas y aun cuando fuera lo otro, tampoco, no vamos a permitir de ninguna manera venganzas, cobros entre grupos delincuenciales y no vamos a prejuzgar, vamos contra todo aquel que cause daño a otra persona lo prive de la vida, es homicidio tras ellos, así va a ser”, advirtió.

loading...


Deja un comentario