La pandemia del COVID-19 está matando más gente en su segundo año que en el primero, advirtió la OMS, que pidió a los países ricos no vacunar a sus menores y dar esas dosis a los países pobres, desbordados por la tragedia, como India, que vive un devastador resurgimiento de la epidemia.

El coronavirus ya ha causado al menos 3.3 millones de muertos en el mundo desde fines de diciembre de 2019 y la aparición de variantes, así como el avance desigual de las campañas de vacunación, siguen preocupando.

Según el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, “así como van las cosas, el segundo año de la pandemia será mucho más mortal que el primero”.

Llamó asimismo a los países a renunciar a vacunar a niños y adolescentes y donar las dosis al sistema Covax para distribuirlas a los países desfavorecidos.

Mientras tanto, varios países en Europa, donde han remitido exponencialmente los casos, reabren sus debilitadas economías.

Como Grecia, que el viernes levantó todas las restricciones a la circulación tras siete meses de confinamiento para inaugurar la esperada temporada turística. La única condición ahora para poder viajar al país es estar vacunado o presentar un test covid negativo.

“Los restaurantes están abiertos, se puede ir a la playa, aprovechar el buen tiempo, hacer compras. Es maravilloso poder salir de nuevo”, dice en Creta Caroline Falk, una turista alemana de 28 años.

En España, miles de ciudadanos colapsaron este viernes las carreteras para dirigirse en particular a las playas tras el fin de meses de confinamiento perimetral.

Italia anunció este viernes que suspenderá a partir del domingo la cuarentena de cinco días para los turistas europeos, mientras en Portugal, centenares de turistas británicos son esperados a partir del lunes después de que Reino Unido incluyera a este país en su “lista verde” de países y territorios a los que sus ciudadanos podrán viajar sin tener que guardar cuarentena a su regreso.

El levantamiento de restricciones permitirá además que los hinchas ingleses puedan viajar a Oporto (norte) el 29 de mayo para asistir a la final de la Liga de Campeones, que se disputarán el Chelsea y el Manchester City.

En cambio, Japón ha ampliado el estado de urgencia, que afectaba a diez departamentos, a tres más debido al recrudecimiento de casos, a diez semanas de la apertura de los JO.

En este sentido, el tenista Roger Federer declaró que los atletas “necesitan una decisión” firme sobre la celebración o no de los Juegos, y dijo que comprendería perfectamente si el evento, que ya fue aplazado el año pasado, fuese finalmente cancelado.

“No se oye mucho, lo que me hace pensar que los Juegos tendrán lugar, pese a que he oído que mucha gente en Tokio está contra los Juegos”, dijo a la cadena de televisión suiza Leman Bleu.

Fuente: Agencias

loading...