Un total de 29 personas mayores de 75 años han muerto en Noruega después de recibir su primera dosis de la vacuna de la Covid-19, concretamente la de Pfizer-BioNTech.

Desde el pasado viernes, Noruega ya ha recibido y administrado más de 33.000 vacunas, todas de Pfizer-BioNTech, y “por tanto, todas las muertes están vinculadas a esta vacuna”, ha afirmado la Agencia Noruega del Medicamento.

“Hay 13 muertes que ya han sido evaluadas y estamos al tanto de las otras 16”, han señalado desde la Agencia Noruega del Medicamento, que a su vez ha confirmado que “la mayoría de las personas han experimentado efectos secundarios, como náuseas, vómitos o fiebre”.

Pfizer y BioNTech están trabajando con Noruega para investigar sus muertes, ha declarado la farmacéutica Pfizer, que a su vez ha asegurado que “el número de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas”.

Desde el país nórdico han sugerido que las vacunas de la Covid-19 pueden tener demasiado riesgo para aquellas personas mayores y con enfermedades terminales.

El Instituto Noruego de Salud Pública ha señalado que “para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias. Para aquellos que tienen un período de vida restante muy corto, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante “.

Noruega no halló un vínculo directo entre las muertes de ancianos vacunados y la fórmula de Pfizer contra el coronavirus

La Agencia Noruega de Medicamentos dijo que está investigando la muerte de 33 adultos mayores que recibieron la dosis, pero aclaró que todos ya estaban enfermos de gravedad: “Puede ser una coincidencia”, indicaron

Las autoridades sanitarias de Noruega indicaron que no hay pruebas de una relación directa entre la reciente serie de muertes de ancianos inoculados contra el Covid-19 y la vacuna que recibieron.

La Agencia Noruega de Medicamentos está tratando de abordar los temores de que tomar la vacuna podría ser demasiado arriesgado, después de que 33 personas en el país de 75 años o más murieron después de la inmunización, según las últimas cifras de la agencia. Todos estaban ya gravemente enfermos, detalló.

loading...