Los cuerpos de Nancy Lezama y Brandon Giovanny, dos de las víctimas de la tragedia de la Línea 12 del Metro, ya son velados por sus familiares luego del accidente en que perdieran la vida el pasado 3 de mayo.

Brandon, de 12 años, a quien sus familiares buscaban con desesperación tras el colapso del tramo elevado del Metro en la interestación Olivos-Tezonco, descansa ya en un pequeño féretro blanco.

Sus deudos aún no procesan la muerte del niño.

El lugar donde le dan el último adiós es en la parte baja de una casa en obra donde les permitieron realizar el sepelio, pues la familia solo rentan un departamento en el inmueble ubicado en la colonia Zapotitla, alcaldía de Tláhuac.

Mientras se realiza el funeral de Brandon Giovanny, su padre aún permanece en el hospital y aunque lo reportan estable, aún no ha pasado el peligro para el hombre que sobrevivió al descarrilamiento del Metro.

El cuerpo de Brandon, quien cursaba el segundo de secundaria, será sepultado en el panteón de San Lorenzo Tezonco.

Doble tragedia

Otra familia enlutada es la de Nancy Lezama, la joven de 22 años que fue buscada con desesperación por sus familiares en las horas posteriores al colapso del Metro.

Finalmente se supo que Nancy estaba entre los cuerpos no identificados del Semefo de Iztapalapa, la joven que se dirigía a su casa después del trabajo estaba entre los 25 muertos del siniestro.

Mi Nancy, me dio mi ultimo beso, fuimos a cenar y la fui a dejar al metro, al llegar a mi casa supe del accidente del metro y después de muchas horas de buscarla por hospitales, me enteré que había fallecido”, contó entre lágrimas el novio de la víctima.

Sus familiares viven una doble tragedia pues su hermana, Tania Lezama, sigue hospitalizada por una hemorragia interna y fractura de columna.

Fuente: Agencias

loading...