Xalapa, Ver.- La detención del aspirante a la dirigencia estatal del PAN, Tito Delfín Cano, tiene dos culpables: el gobierno tirano, represor y autoritario de Cuitláhuac García Jiménez y la familia Yunes, por haber iniciado investigaciones en su contra en el año 2017, afirmó el vicecoordinador del grupo legislativo del PAN, Bingen Rementería Molina.

Por ello, exigió al titular del Poder Ejecutivo, así como a la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández, aclarar con documentación, en qué año se iniciaron las investigaciones que hoy pesan sobre Tito Delfín.
Estas investigaciones efectivamente las iniciaron los Yunes, a quienes señaló como responsables de la detención del aspirante a la dirigencia estatal.