Poza Rica, Ver.- El delegado regional de Programas Sociales, Emilio Olvera Andrade, protagonizó presunto escándalo escándalo en la colonia Benito Juárez, donde se ubica su oficina particular.

Trascendió que la noche del miércoles se suscitó un escándalo donde salieron a relucir armas de fuego, presuntamente de sus guarras contra una persona del sexo masculino, que posteriormente se identificó como esposo de Marisol Moreno, asistente del citado funcionario.

Hasta hoy se guardaba hermetismo en torno al hecho, sin embargo, se logró conocer que ya tiene conocimiento su jefe Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Cabe recordar que Emilio Olvera Andrade, llegó a dicho cargo respaldado por la diputada federal Raquel Bonilla.

loading...