David Hines, un hombre residente de Miami de 29 años, obtuvo 3,9 millones de dólares de un fondo federal diseñado para ayudar a las pequeñas empresas a pagar salarios y superar las vicisitudes impuestas por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, éste prefirió gastarlos en comprarse un auto deportivo Lamborghini Huracán y otros lujos como citas online, joyas y ropa de lujo y un hotel de Miami Beach por lo que fue arrestado.

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía Federal del Sur de Florida, Hines declaró que destinaría el dinero a pagar los salarios a unos empleados que en realidad no existían.

El hombre, que fue arrestado y puesto a disposición de las autoridades, enfrentó cargos por fraude bancario y falso testimonio a una institución crediticia, sin embargo, salió en libertad bajo fianza de 100 mil dólares y está obligado a utilizar una tobillera electrónica

Este no ha sido el primer fraude que han intentado hacer al préstamo federal llamado Paycheck Protection Program (programa de protección de cheques de salario), forman parte de la ley CARES aprobada en marzo para prestar asistencia a millones de estadounidenses azotados por la crisis económica, en este mismo mes, un hombre obtuvo un préstamo de 9 millones de dólares que utilizó para apostar en Las Vegas.

Fuente: Agencias

loading...