Antonio Hernández

Orizaba, Ver.- El alcalde de Orizaba no termina su compromiso con la ciudadanía de este municipio y ya ambiciona otro cargo de elección popular, por lo que esta tarde se registró como precandidato para el distrito 15, abanderando al PRI.

La administración del alcalde Igor Rojí López deja mucho de qué hablar, especialmente en plena pandemia del Covid 19, ya que no le interesaron los muertos de las familias de los habitantes y trabajadores del ayuntamiento.

Igor Roji quiere el poder y el fuero para continuar saqueando las arcas del erario público y amasar más fortuna mal habida, mientras que las colonias se encuentran en el abandono, con baches, sin hay luz, además la falta de seguridad por parte de la Policía Municipal.

Hace unos días salió un problema con su propia familia por la gasolinera Cerritos, ya que hasta utilizó a la Policía Municipal para detener y mandarlos a la inspección por varias horas, por lo cual se presentó una denuncia en contra del alcalde.

Además el caso de los dos jóvenes hermanos profesionistas asesinados por su Policía Municipal, la cual según sus palabras es la mejor del estado en capacitación.

La compra del campo de Cerritos, que hasta la fecha mantiene cerrado y en total abandono, para que la ciudadanía se olvide que lo compró con el dinero del erario público.

No hay que olvidar que existe una denuncia de servidores públicos en Xalapa desde el 2017, contra de 6 elementos de la Policía Municipal, por abuso de autoridad, lesiones, robo y lo que resulte en contra de un reportero de la ciudad.

Todo parece indicar que la ambición y el poder para el alcalde Igor Rojí López son la prioridad, aun no termina con su encargo como alcalde de Orizaba y ya es precandidato a la diputación federal por el distrito 15.

loading...