Lidia López/Poza Rica

Poza Rica, Ver.- Ante un llamado de preocupación por la estabilidad emocional de sus tres hijos, como ex pareja sentimental de Luis Fernando Remes Garza, candidato de la coalición “Juntos haremos historia”, por la alcaldía de Poza Rica, A. H. evidencia que la ambición de hijos mayores y políticos han provocado la fractura en la relación y teme por la salud del ex beisbolista que sufre la presión por participar en esta contienda.

Luis Fernando Remes Garza, alias “El Pulpo Remes”, es empresario del transporte federal, un hombre de la tercera edad y, aunque se ha presumido que tiene 83 años, el candidato y amigo del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador desmiente en sus mensajes proselitistas la información y asegura tener 78.

Desde el arranque de campaña, ha trascendido que su condición física no es la mejor ya que, en el 2020, sufrió por contagio de COVID-19 y en resultado un problema cardiovascular. Con las altas temperaturas, el hombre reconocido como el mejor short stop de la Liga Mexicana de Béisbol ha padecido algunas ocasiones por descompensación y deshidratación ante el desgaste físico por la agenda proselitista apretada que ha tenido que realizar para visitar el mayor número de un total de 130 colonias de Poza Rica.

En su vida personal, recientemente Fernando Remes fue puesto en “tela de juicio” como padre de familia, luego de un video de 20 segundos que se difundió en redes sociales, donde uno de sus hijos, de aproximadamente 20 años, identificado como Ronald, pide el voto para el abanderado de Morena-PT-PVEM, que entre amigos y bebidas alcohólicas, añade que de ganar su padre las elecciones por la alcaldía de Poza Rica se disfrutará con “puro flow, pura mota, puro reggeaton”.

Cabe mencionar que en enero de este año, precisamente este joven fue protagonista de un accidente vehicular, tras participar en una carrera de “arrancones”, en la colonia Salvador Allende, información que fue cubierta por medios de comunicación tras los daños materiales ocasionados en obra pública de uso comunitario.

Remes Garza es conocido como un hombre de carácter fuerte, quizás autoritario como le recuerdan sus ex jugadores infantiles del béisbol en Poza Rica. En su vida sentimental, se conoce que ha tenido tres matrimonios. Sin embargo, una mujer de 29 años de nombre A. H. ha buscado el contacto con periodistas desde que inició la campaña proselitista del empresario, quien es originario del estado de Nuevo León pero reside en el norte de Veracruz desde hace más de cinco décadas.

En el temor del poder económico del candidato morenista por la alcaldía de Poza Rica, ningún medio de comunicación ha mantenido visibles notas periodísticas, como la del accidente de su hijo Ronald. A. H. pensó que es una de las razones por las cuales ningún comunicador escuchara de su historia de vida.

Via telefónica, A. H. solicitó a este medio de comunicación compartir su experiencia de vida, ante las consecuencias emocionales que sufre como ex pareja de Remes Garza y madre de tres hijos, de 10, 5 y 3 años de edad, ya que no tienen contacto con su padre.
Dijo que su intención no es perjudicarle, pero su deseo es evidenciar que el candidato es víctima de la ambición de familiares y de su propio equipo político que no se preocupa por su salud.

Sin dar su paradero actual, ella decidió abandonar Poza Rica, antes del arranque de la campaña electoral del empresario transportista.

“Dejó a mis hijos por preocuparse por esos jovencitos (hijos mayores de Remes) y debería tener mas atención a ellos, a mis tres niños”.

En su preocupación, A. H. cree que Fernando Remes Garza es utilizado como un “botín” económico y poder político porque esta cegado por las influencias que le rodean en su obsesión por ser alcalde de Poza Rica.

Revelo que ella y sus hijos viven de manera austera, siendo una joven aseguró que nunca ha tenido pretensiones de aprovecharse de su dinero y ha recibido lo que él ha querido destinarle, sin especificar pero dejo entrever que no siempre de manera puntual.

La ex pareja teme que Fernando Remes pueda recaer en una crisis de salud, ya que hace algunos días lo tuvo en su casa, dijo que lo vió devastado por las presiones que le rodean con el objetivo de ganar las elecciones este 6 de junio.

“Mi preocupación es como madre porque yo vivo sola con mis niños y el en cualquier momento el viene a mi casa y tanto mis hijos como yo pagamos las consecuencias de su política y nosotros si vemos su salud y he considerado retirarle la protestad de mis tres hijos, porque están registrados con su apellido, pero le considero que no es apto para atenderlos”.

Opinó en relación sobre la conducta de algunos de los hijos de su ex pareja, y comparó al propio candidato de “Juntos haremos historia” con su contrincante, Eduardo Velázquez Ayala, ya que ha mostrado integridad moral, acompañado en campaña por su madre, esposa e hija, mientras que Remes Garza omite la realidad de su lado familiar.

Esta nueva etapa, en la política para Fernando Remes, la mujer considera que en las delicias del poder como alcalde de Poza Rica, en el ejemplo de Ronald Remes, continuará dándole excesos a sus hijos varones mayores, que no tienen un porvenir definido.

loading...


Deja un comentario