Se cumplió más de un año de pandemia, cambio el semáforo y no regresan a laborar

Poza Rica, Ver.- La política de mediocridad impuesta por Javier Velázquez, tal parece que será hasta el último día de su administración, demostrando con ellos ser un sujeto terco, necio e ignorante de lo que ha sido su paso por la función pública.

Ejemplo de lo anterior, son los mínimos resultados que ha entregado al pueblo pozarricense a 8 meses de que concluya su administración.

Sus promesas de campaña se convirtieron en puras mentiras y ha gobernado para un pequeño grupo de personas y no para los ciudadanos en general.

De las decepciones más grandes que tiene con el pueblo, es el haber fomentado un gobierno lleno de corrupción, cuando se suponía que su gobierno sería el de no mentir, no robar y no traicionar.

Hoy ha traicionado a los pozarricenses a quienes les deja un municipio en la peor crisis económica, sin empleo, sin seguridad, sin inversiones, sin rumbo…

Un Javier Velázquez, que durante 3 años fomento el nepotismo, el mal uso de recursos, el despilfarro de recursos, tráfico de influencias, una deuda enorme y de paso otra concesión de alumbrado público por 12 años.

El gobierno de la mediocridad, que pese a que ya paso un año de pandemia el 60 por ciento de los trabajadores de confianza incluyendo regidores no han regresado a laborar.

Otros 200 trabajadores sindicalizados siguen en sus casas, mientras que los pozarricenses cargan con el pago de nómina de todos los holgazanes que ya no quieren trabajar.

Por si fuera poco Javier Velázquez, trata de imponer su grupo político, para tratar de que haya continuidad en un proyecto donde ha prevalecido no solo la mediocridad, sino también la ignorancia, arrogancia y la corrupción.

loading...