Las autoridades culparon a una persona de la tercera edad de violar a una niña de 12 años y en consecuencia, fue “lapidado hasta la muerte”.

 

“El Juez Ibrahim Sarki Yola condenó a Mati “N” después de que confesó” en un veredicto emitido a última hora, agregó una fuente quien prefirió mantener el anonimato. La violación contra la niña ocurrió “debajo de un árbol” en la aldea de Farsa, a 75 kilómetros de Kano, en Nigeria.

Aunque el convicto de 60 años tiene un plazo de 30 días para apelar la “sharía” o ley islámica, la muerte por lapidación es la pena a cumplir por violación siempre que el perpetrador esté casado, como es el caso del acusado.

Si bien, varias personas han resultado condenadas a muerte en el pasado, casi ninguno de estos casos es ejecutado. Esta es la segunda pena de muerte impuesta esta semana, después de que el lunes un cantante terminó sentenciado a la horca por blasfemar contra el profeta Mahoma en una de sus canciones.

Este juicio generó una gran controversia en el país más poblado de África, con 200 millones de habitantes compuesto por una mayoría musulmana al norte y cristiana al sur.

Mientras varios grupos de Derechos Humanos criticaron el fallo, muchos musulmanes conservadores lo apoyan y creen que puede evitar que otros cometan estos delitos.

Fuente: Agencias

loading...