La caravana migrante fue frenada por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México, quienes después de varios minutos se enfrentaron entre sí.

Los elementos de la SSC les impidieron su paso rumbo a la Basílica de Guadalupe para la celebración de la virgen, a la altura del Puente de la Concordia, de la carretera México-Puebla.

Esta caravana salió de Ixtapaluca a las 10 de la mañana de este domingo por la autopista México-Puebla rumbo a Ciudad de México, tras pernoctar en la comunidad de Río Frío, en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

El grupo de más de 400 migrantes se alistó para seguir su marcha en el día 49 de su recorrido. El párroco de la comunidad de Río Frío y algunos vecinos dieron alimentos a los migrantes tras pasar la noche en el albergue provisional que se acondicionó en el auditorio del poblado.