Oluta, Ver.- Pedro Canela Hernández de 27 años de edad, quien actualmente estaba internado en el reclusorio regional tras presuntamente violar a su sobrina en el 2018, murió en el hospital de Oluta al sufrir un infarto.

Información recabada por Imagen del Golfo señala que el joven tuvo complicaciones en su salud por ello tuvo que ser trasladado del penal al nosocomio para atención médica.

Pero luego de varios días ingresado al hospital murió de un paro cardiorrespiratorio.

Canela Hernández era originario y vecino de la congregación Cascajal del Río en Acayucan.

En abril del 2018, fue detenido en flagrancia por elementos de la Policía Naval luego de presuntamente violar a su sobrina de ocho años de edad.

La Fiscalía de Acayucan logró pruebas contundentes contra Pedro y desde entonces permanecía detenido en el reclusorio en espera de noticias sobre su situación legal.

loading...