Una mujer brasileña de 34 años murió tras teñirse el cabello en la ciudad de Catalao, Brasil. Karine de Oliveira Souza permaneció tres días en el hospital y posteriormente falleció de muerte cerebral.

El pasado 10 de febrero la mujer acudió al salón de belleza con un tinte antialérgico importado, debido a que anteriormente, ya había experimentado una reacción

alérgica, pero pensó que se trataba de la calidad del producto.
Cuando empezaron a aplicarle el tinte Karine comenzó a sentir un cosquilleo en las manos y pidió que le quitaran el producto porque sentía que le faltaba el aire. Sin embargo, ya era muy tarde pues la mezcla empezaba a sofocarla y los intentos por ayudarla fueron inútiles.
Se tuvo que llamar a personal de emergencia y tras recibir los primeros auxilios y ver que no respondía, fue trasladada a un hospital, donde tras tres días de agonía sufrió muerte cerebral.

¿Negligencia o accidente?
La policía investigadora de Catalao, Brasil, investiga el caso de Karine de Oliveira como un fatal accidente pues dicen, hay pruebas de que la víctima fue negligente consigo misma.
Una amiga cercana de la fallecida afirmó que Karine ya había sufrido un cuadro que le ocasionó un ataque de asma en diciembre, provocado por otro tinte.

El tinte también está siendo analizado por los peritos criminólogos, con el objetivo de determinar si fue la alergia la causante de la muerte, o si los ingredientes del producto contenían algún componente que pudiera ser peligroso.

loading...