Un niño de 12 años fue acusado de dispararle a su amigo de 13 años luego de que se molestara mientras jugaban un videojuego en Memphis, Estados Unidos.

De acuerdo con los reportes, un joven de 18 años también fue detenido por mentir a los oficiales sobre las causas del tiroteo, al afirmar que el disparo provino desde un vehículo que pasaba por la calle.

Sin embargo, las autoridades encontraron fallas en su declaración, por lo que finalmente admitió haber organizado la escena para deshacerse del arma y encubrir a su amigo.

La víctima de 13 años fue trasladada a un Hospital Infantil, donde se reporta como grave, mientras que el joven de 18 es acusado de proporcionar una pistola a un menor, y fabricar pruebas.

Este es el segundo caso con armas de fuego que involucra a niños en Estados Unidos, el primero fue de una niña de 14 años que disparó a policías en Florida.

Fuente: Agencias

loading...


Deja un comentario