TAMAULIPAS.- ‘No me dispares‘ con esa frase hace una petición que demuestra la triste y violenta realidad que se vive en México.

En redes sociales circula la imagen en captada en calles de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, una de las más peligrosas.

‘Bebé a bordo, no me dispares, somos familia no delincuentes’ tiene escrita la camioneta negra en el vidrio trasero.

Esto solo demuestra el miedo con el que miles de mexicanos viven a morir en un fuego cruzado entre el crimen organizado.

Y es que no son pocos los casos en que inocentes mueren porque los sicarios los confunden o incluso el personal militar.

Fuente: Agencias