Más de 90 músicos tomaron sus instrumentos para reunirse en la distancia y llenar de música los hogares del público  

Xalapa, Ver.- La Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) de la Universidad Veracruzana (UV) por tercera ocasión deleita a su público de manera virtual con una impecable interpretación del Bolero de Maurice Ravel, una de las obras más reconocidas del compositor francés y que se encuentra disponible en su página de Facebook. 

Los avances en la tecnología nos permiten acompañarnos en la distancia con nuestros familiares y amigos para disfrutar de las diferentes actividades de entretenimiento y por supuesto del arte. Prueba de ello ha sido la enorme oferta artística que se encuentra disponible de manera gratuita en la red. Museos, orquestas, editoriales, y un sin fin de espacios han redoblado esfuerzos para seguir llevando el arte a los hogares del público. 

La OSX se ha caracterizado a lo largo de los años por sus ideas vanguardistas en la manera de comunicarse y ha demostrado que el distanciamiento social no es impedimento para dejar de hacer música. En esta ocasión inunda nuevamente nuestros espacios con su tercera producción vía remota. 

La primera fue el reconocimiento al sector salud; la segunda, la interpretación de la pieza Veracruz, de Agustín Lara, con arreglos de Mateo Oliva, y que se ha vuelto viral estos últimos días. Los músicos se reunieron de manera virtual y con mucha emoción tomaron nuevamente sus instrumentos cada quien desde su propio escenario para regalarnos el Bolero de Ravel. 

Esta pieza surge cuando la bailarina Ida Rubistein le solicita al compositor una sinfonía. Ravel comienza a escribir la pieza inspirado en una danza flamenca llamada iberia. El resultado fue una pieza magistral caracterizada por el continuo redoblar de la tarola a lo largo de la pieza y que a medida que ésta avanza logra que se unan de manera sutil todas las secciones. 

El trabajo al realizar este material no ha sido fácil, pues implicó reducir la obra para adaptarla correctamente a las plataformas digitales. Cada músico interpretó las partituras correspondientes con un audio que serviría como guía para mantener el compás y que todo estuviera en perfecta sincronía. El resultado es una emotiva reunión virtual que nos permite sentirnos cerca aún en la lejanía. 

Fuente: Prensa UV

loading...