La reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT), para regular la subcontratación tomó en cuenta múltiples multas para castigar a las empresas que contraten mediante el outsourcing ilegal y esto podría llegar hasta los 4 millones 481 mil pesos.

Hasta abril, el esquema de sanciones laborales vigentes tenía como multa más alta un precio de 448,100 pesos y ahí se contemplaban problemáticas como no pagar utilidades, aguinaldos, incumplimiento de normas de seguridad e higiene, discriminación y hostigamiento, no respetar jornada laboral, e incluso permitir trabajo infantil.

Con la nueva reforma de la LFT, se estableció una sanción hasta de 4 millones 481 mil pesos, siendo el costo más alto para los empleadores.

Va AMLO contra empresas de outsourcing

De igual forma, el Congreso modificó el Código Fiscal de la Federación para equiparar la subcontratación de personal como delito de defraudación fiscal, el cual se castigará hasta con tres años de cárcel.

Sofía Gómez Bautista, socia de la firma Creel Abogados comentó “En toda la historia de la legislación laboral no ha habido una infracción tan alta como la que se establece con la reforma. Ésta es la penalización más cara de la historia”

“En estricto sentido, al momento de imponer una multa, la autoridad competente debe tener en cuenta el carácter intencional del infractor, la gravedad de la infracción, los daños que pudieran generarse, la capacidad económica y la reincidencia. En ese sentido, la multa que se prevé podría considerarse demasiado gravosa para empresas pequeñas y medianas”, concluyó.

Fuente: Agencias

loading...


Deja un comentario