Una madre de un niño de 3 años llevó a su hijo a un tratamiento de caries con un dentista, un tratamiento que creyó sería fácil y sin contratiempos, lo que nunca pensó fue retirarse del consultorio con su hijo muerto.

La madre había llevado a su pequeño, Abdiel, al dentista por un problema dental, ya que presentaba una infección en las encías y problemas de caries. Una vez en el consultorio, el menor fue puesto bajo tratamiento, donde le pusieron anestesia en la boca.

No obstante, el menor comenzó a llorar luego de que le aplicaron la anestesia, pero Abdiel se sintió mejor después de que su madre lo tranquilizara.

Sin embargo, media hora después una de las mejillas del niño comenzó a hincharse y su ritmo cardíaco comenzó a bajar, por lo que trataron de medicarlo y reanimarlo, pero el dentista terminó llamando a una ambulancia ante la gravedad de salud del menor.

Nancy, la madre de Abdiel, señaló que su hijo estaba bien antes de la consulta y que llevó a su hijo con un dentista que había sido recomendado por unos odontólogos.

Al llegar al área de emergencia de un hospital de Kansas, Estados Unidos, fue declarado muerto. No obstante, se desconoce la causa de la muerte de Abdiel, por lo que la madre espera los resultados de la autopsia para definir qué es lo que hará.

El menor falleció después de la consulta con su dentista, donde su madre estaba con él en el momento en que su hijo comenzó a perder el conocimiento.

Fuente: Agencias

loading...


Deja un comentario