Un 64.4 por ciento de los mexicanos piensan aplicarse la vacuna contra el Covid-19 que a la fecha ha dejado más de 133 mil muertos en el país, de acuerdo con un estudio realizado por México Elige en colaboración con ICE RESEARCH

De acuerdo con el análisis cualitativo realizado a un grupo de enfoque conformado por hombres y mujeres de 25 a 45 años de edad que viven en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, se determinó que, aunque existen dudas de la efectividad del fármaco y de los efectos secundarios, existe disposición a vacunarse pues representa una esperanza para combatir la pandemia.

Un 12.1% afirma que no se vacunará, contra un 12.2 que lo haría dependiendo de la vacuna y un 11.3% de indecisos que no lo saben.

Esto podría explicarse por el índice de confianza que tienen las vacunas, siendo la alemana de Pfizer la que tiene un mayor porcentaje de aceptación con 65.3%, seguido de la vacuna de la inglesa AstraZeneca, con 63.4%.

En tercer sitio, el laboratorio Moderna de Estados Unidos tiene un 57.3% de confianza en su fármaco, dejando atrás a la rusa Sputnik V (51.9%) y muy por debajo a la china Cansino que tiene menos de la mitad de confianza (45.1%).

Por otro lado, un 49.5% de los sondeados consideran que la vacuna contra el Covid-19 si debería estar disponible para su venta en hospitales privados, contra un 38.9% que piensa que no y un 11.6% que no sabe.

Algunos de los hallazgos que dejó el grupo de enfoque consultado el pasado 7 de enero, fueron que vivir la pandemia fue adaptarse a nuevos hábitos y actividades para las que no se creía estar preparados como: la educación a distancia o el home office.

También se encontró que “hay parte de la población que es egoísta al no seguir las medidas preventivas y poner en riesgo la vida de otros y el control de la pandemia” y que se actúa de manera flexible con aquellos que presentan resistencia al confinamiento o el uso de cubrebocas.

Se mantiene latente incertidumbre sobre cómo será la educación, cuáles serán las estrategias para controlar la epidemia y cuáles las repercusiones económicas. En tanto que, la respuesta del gobierno se percibe con poca ayuda al comercio.

En cuanto al presidente Andrés Manuel López Obrador se percibe que envía un mensaje negativo al no usar cubrebocas y alienta a las personas a no usarlo. Además de que no hay información clara sobre el Plan Nacional de Vacunación y las diferentes vacunas que existen.

Fuente: Agencias

loading...