Policías de los municipios de Jalostotitlán y Poncitlán, en el estado de Jalisco ahora trabajarán sin armas de fuego debido a las denuncias que se les han hecho por abusos policiacos.

La Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad determinó retirar las armas de las corporaciones de seguridad municipales luego de un operativo con el que el gobierno federal tomará el control de estas dos comisarías.

De acuerdo a lo expuesto en un comunicado emitido por las autoridades estatales, en las acciones participaron elementos de la policía estatal, Ejercito Mexicano y la Guardia Nacional, quienes tras confiscar las armas, procedieron a intervenir tanto las instalaciones, como el equipo de comunicación y cómputo, archivos y en general de todos los activos.

Además, estas dos corporaciones serán evaluadas durante los siguientes 15 días y los elementos de seguridad recibirán capacitación en materia de derechos humanos, uso adecuado de la fuerza, exámenes de control de confianza, antidopaje, lineamiento de cumplimiento de la licencia colectiva y demás requisitos para ejercer la función policiaca.

El gobierno de Jalisco destacó que la intervención se dio luego de que los integrantes de la Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad, concluyeron proceder de dicha forma “ante los señalamientos, abusos, excesos y sospechas que hay sobre el comportamiento de los elementos”.

En tanto, para garantizar las labores de vigilancia, a partir de este día “contingentes de policías del Estado y de la Guardia Nacional ya atienden la seguridad de Jalostotitlán y Poncitlán y mantendrán esta encomienda de forma indefinida, con el apoyo del Ejército Nacional”, finalizó el informe.

Fuente: Agencias

loading...