La llegada de la contingencia sanitaria por el covid-19, provocó que el crimen organizado ofreciera “mejores condiciones laborales” para engrosar sus filas.

Así lo expuso Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP).

Al respecto, Sapién Santos subrayó que la violencia no se ha detenido a pesar del confinamiento, pues delitos como las llamadas de extorsión y fraudes aumentaron de 18 a 26 por ciento en lo que va del año.

De acuerdo con un sondeo del CNSP, los estados en los que se registró mayor afectación fueron Campeche, Ciudad de México y el Estado de México.

“Todo esto sugiere que el crimen organizado está reclutando gente para aumentar sus actividades delictivas, aprovechando que la mayoría de la población tenga que permanecer en sus hogares”, indicó.

Por ello, hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para que realicen un trabajo articulado y a que trabajen de manera coordinada para la realizar las pruebas de covid-19.

“Así como en la generación de las condiciones necesarias para que los empresarios puedan llevar a cabo los procesos y procedimientos de reactivación económica que requiere el país”, agregó.

Finalmente, el presidente del CNSP informó que otros delitos también incrementaron en el país, en el periodo de enero a marzo de 2020.

Entre ellos, homicidio, feminicidio, violencia familiar y robo de vehículos.

Fuente: Agencias



loading...