Entre ellos Maria Enriqueta Camarillo, escritora nacida en Coatepec, Veracruz, que se convirtió en la primera y única mujer mexicana en ser postulada al galardón literario

Fue el 21 de octubre de 1883 que nació en Suecia el Alfred Nobel, el multifacético hombre que dio vida a los premios de diferentes categorías que llevan su nombre. Además de los 3 connacionales que han sido galardonados por dicho certamen, muchos otros fueron postulados, e incluso nominados. Conoce aquí a algunos de estos mexicanos destacados.

Un poco de contexto

Antes de llegar a la lista de personajes, cabe hacer un breve repaso por la vida y obra de Alfred Nobel, así como la trascendencia del Premio Nobel a nivel global.

Alfred Bernhard Nobel nació en Estocolmo en el seno de una familia de ingenieros; pero tras mudarse a los nueve años de edad a Rusia, él y sus hermanos se especializaron en la educación en ciencias naturales.

De vuelta en Suiza, y consolidado como químico de respeto, inventó en 1867 la dinamita, en un afán de reducir los riesgos de explosión al tratar con la nitroglicerina.

Fue además ingeniero, empresario y escritor, disciplina donde destaca su prosa Nemesis, la cual terminaba de escribir mientras agonizaba.

El 27 de noviembre de 1895, en su lecho de muerte, Alfred Nobel firmó su testamento y decidió que toda su fortuna fuera destinada a un fondo para premiar a los mejores literatos, fisiólogos, médicos, físicos, químicos y pacifistas del mundo año con año.

Este fue el Premio Nobel, del cual, dicen las malas lenguas que no incluyó a matemáticos entre los galardonados debido a que su esposa le habría sido infiel con un hombre que a esto se dedicaba.

Entre presidentes e intelectuales

Además de los tres únicos mexicanos que han recibido el premio Nobel, Alfonso García Robles, (de la Paz, en 1982), Octavio Paz, (de literatura, en 1990), José Mario Molina Henríquez (de Química, en 1995), hubo personalidades destacadas que fueron postuladas por el jurado como parte de los mejores en sus disciplinas en distintos años.

Probablemente quienes más llaman la atención en dicha lista, son dos expresidentes mexicanos, a quienes postularon para el Nobel de la Paz.

Miguel Alemán

Se trata, en primer lugar de Miguel Alemán Valdés, quien de hecho fue postulado en un par de ocasiones.  El entonces presidente del Congreso salvadoreño, José María Salazar, lo nominó en 1952, “por su trabajo panamericano y su contribución a la entendimiento internacional”, y en 1953, por los mismos méritos, lo hizo el entonces canciller haitiano Albert Etheart, de acuerdo con registros oficiales de la organización.

Adolfo López Mateos

Con mayor número de votos de confianza, Adolfo López Mateos, quien gobernara el país de 1958 as 1964, quien entre 1963 y 1964 recibió un total de 4 postulaciones. Una de ellas, realizada por el propio Isidro Fabela, quien  nominaciones, una por parte de Isidro Fabela (en la base de datos aparece como Isidoro Fabela), como miembro de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, destacó sus “múltiples acciones para crear un mundo más pacífico”.

Arturo Rosenblueth

Entre presidentes e intelectuales, destaca el Fisiólogo Arturo Rosenblueth, quien sí estuvo nominado al Nobel de Medicina en 1956. Entre otras cosas, Rosenblueth es considerado uno de los pioneros de la cibernética en la medicina, y realizó varios estudios sobre los impulsos nerviosos y la transmisión neuromuscular.

Alfonso Reyes y Enrique González Martínez

Para la misma disciplina, Literatura y en el mismo año, 1949, dos escritores fueron postulados como candidatos al Nobel: se trata de Enrique González Martínez y Alfonso Reyes, quien por varios años consecutivos volvió a ser propuesto sin un resultado exitoso.

González Martínez es considerado uno de los “siete dioses mayores” en la lírica mexicana, así como pionero en la literatura posmoderna; fue postulado por Antonio Castro Leal.

Reyes, por su parte, fue postulado la primera vez por Gabriela Mistral. En años posteriores, autor del Poema en Cid, Homero en Cuernavaca y Nueve Romances Sordos, entre otras joyas, fue llamado a ser considerado en 1953 por Fidelino de Figueiredo, profesor de Literatura Portuguesa de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil; en 1956 por la Facultad de Artes mexicana; en 1958 por Ángel del Río, profesor de Español de la Universidad de Columbia, Estados Unidos; y en 1959 por Jean Camp, profesor de Literatura Española de la Universidad Aix-Marsella, de Francia.

María Enriqueta Camarillo

En 1951, la escritora mexicana María Enriqueta Camarillo (Coatepec, Veracruz) fue nominada al Premio Nobel de Literatura.

“Una dama de sus talentos y logros podría ser seleccionada para este gran honor, que sería no sólo para ella en persona, y para su estado natal de Veracruz, sino para todos los hispanoamericanos”, escribió el profesor de la Universidad de Oregon, Leavitt O. Wright, quien presentó la nominación en su carta dirigida al Instituto Nobel.

Daniel Alonso Rodríguez

Más recientemente, Daniel Alonso Rodríguez, un activista Hidalguense de 18 años en ese entonces, la misma edad que Malala Yousafzai cuando ganó el Nobel de la Paz, fue nominado justamente para volverse acreedor de la misma presea.

Miembros de la sociedad civil, así como profesores, por su activismo en favor de los derechos humanos. Luego de que el Comité del Nobel aceptara su nominación en marzo de dicho año, Rodríguez se convirtió en la segunda persona más joven en ser nominada en el mundo.

Alejandro Solalinde

El mismo año que Daniel Alonso Rodríguez, el sacerdote Alejandro Solalinde también fue considerado para recibir el Nobel de la Paz, reconocido por su activismo en bien de los migrantes que viajan de México a Estados Unidos en calidad de indocumentados.

Fuente: Agencias

loading...