Antonio Hernández

Orizaba, Ver.- Vecinos del barrio bravo convocan a manifestarse éste viernes 15 de octubre, a las diez de la mañana para defender el único campo del pueblo de Orizaba

Legado de los obreros de la fábrica textil de Cerritos que es destruido por los empresarios Alonso y David Domínguez, dueños del grupo multimedios ROGSA y del Partido Verde Ecológico de México, que mediante fraudulenta negociación se apoderaron del espacio deportivo.

Con la protesta los inconformes se manifiestan y buscan frenar que la maquinaria devaste el último reducto de la historia de la “Cuna del Fútbol Mexicano”, el campo Cerritos en Orizaba.

Denuncian que el síndico del ayuntamiento, Aracely Reyes Abarca como apoderada legal autorizó los permisos de construcción para arrasar con el legendario campo Cerritos.

Herencia de los trabajadores textiles a las familias del barrio que desde hace dos años luchan para que se detenga la desaparición del espacio de esparcimiento de la niñez y juventud.

El área verde, rodeada de pinos sufrió la embestida del trascabo y maquinaria que acaba con otro pulmón del Pueblo Mágico de muchos años en unos cuantos minutos lo devastaron.

La edil, esposa del empresario radiofónico Alonso Domínguez, autorizó la construcción de la Plaza Comercial Cerritos, y la licencia del cambio de uso de suelo a favor de la inmobiliaria “Casas Dado”, propiedad de David Domínguez Ferráez, su cuñado.

Exigen que se presente el alcalde Igor Roji López y de una explicación por estos hechos que de vastaron un campo que fue donado por los dueños de la fabrica para el deporte y la recreación del barrio bravo de Cerritos.

“El pueblo unido jamás será vencido”, es la consigna que las familias del barrio de Cerritos lanzarán contra el despojo del único campo deportivo del pueblo.