Cinco de las seis refinerías de Pemex se encuentran dentro de las 25 que más contaminan el ambiente con dióxido de azufre (SO2) en todo el mundo , revela un monitoreo de la NASA.

A través su red de satélites, la agencia espacial de Estados Unidos midió la huella sucia de este compuesto, el cual deriva en contaminación ambiental, así como problemas respiratorios y de salud en general para la población.

Las emisiones de SO2 de las refinerías de Pemex se encuentran relacionadas con el crudo extraído en México, que tiene una alta concentración de azufre.

En el mundo, las tres refinerías con más emisiones de SO2 son las de Arabia Saudita, Qatar y Singapur, en ese orden.

Sin embargo, en cuarto y quinto lugar se ubica México con sus instalaciones de Tula y Salina Cruz, respectivamente.

Por su parte, la refinería de Cadereyta se coloca en el lugar 18 del cuadro negro contaminante mundial, mientras que la de Salamanca es la siguiente en el puesto 19 y luego la de Ciudad Madero es la 23.

La única de Pemex a la que no se le detectaron emisiones de SO2 fue la de Minatitlán pero porque en 2018 tuvo problemas y operó apenas al 14 por ciento de su capacidad.

La mancha contaminante de Pemex es terrible para el medio ambiente y para la salud de los habitantes, particularmente por la ubicación de sus refinerías.

El reporte de la NASA muestra que, en conjunto, la actividad petrolera y de gas de México, que además de la refinación de crudo incluye las operaciones de campos petroleros y de plantas eléctricas que se alimentan de combustibles, es la segunda más contaminante del mundo, con mil 580 kilotones de emisiones en el 2018, solamente detrás de Arabia Saudita, que tiene mil 783 kilotones.

El dato se agrava más si se considera que Arabia Saudita produjo ese año seis veces más petróleo que nuestro país.

Fuente: Agencias



loading...