La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) rechazó la reforma eléctrica presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador al advertir que de aprobarse en el corto plazo generará desabasto, apagones y tarifas cada vez más caras para las familias mexicanas.

A través de un comunicado precisó que la iniciativa afecta el bienestar de los consumidores de electricidad al limitar la competitividad, por lo que desincentivará las inversiones de privados que realizaron sus modelos de negocios bajo la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica y la Ley de la Industria Eléctrica.

El sector eléctrico no debe ser visto como un fin en sí mismo, sino como un medio proveedor de un insumo básico para alcanzar el bienestar de los mexicanos. Para que las familias paguen menos por sus gasolinas, gas y, en este caso, electricidad, es necesario que haya más competidores y mayor oferta”, explicó.

Señaló que desaparecer a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la reincorporación del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) a la CFE eliminará la competencia y aumentará las ineficiencias en el mercado eléctrico, pues no existirá el organismo encargado de establecer reglas y promover la certeza legal y regulatoria en el mercado.

La cancelación de los permisos y los contratos existentes vulnerará el Estado de Derecho, impactará en la competetitividad y perjudicará las inversiones realizadas en apego a los ordenamiento legales vigentes. México requiere de marcos legales y regulatorios que provean certidumbre a las inversiones, así como reglas claras y justas”, añadió.

De igual manera reiteraron su interés de participar en el debate de los poderes Ejecutivo y legislativo para enriquecer la iniciativa y pugnarán por un mercado eléctrico competitivo y abierto.

Fuente: Agencias