Una mujer fue rociada con ácido sulfúrico afuera de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Angelópolis, Puebla, que le provocó quemaduras de segundo grado en antebrazo y en la mano derecha.

De acuerdo con el relato de la hija de la víctima, que prefirió conservar el anonimato, los hechos ocurrieron el miércoles por la tarde, cuando su mamá bajo de su automóvil para realizar unos trámites en el SAT.

En ese momento, dos personas a bordo de una bicicleta le arrojaron el contenido de una botella.

“Primero le gritan ‘Adiós, guapa’ y después le rocían ácido, ella pensó que eran orines, pero se dio cuenta que era ácido porque el líquido era espeso, era aceitoso y tenía un olor amargo. Ella de inmediato empieza a sentir un ardor intenso, picazón, se le hincha la piel y se le empieza a corroer”, contó la mujer.

La víctima, química farmacobióloga, pidió apoyo a su hija para llevarle bicarbonato de sodio y agua para enjuagarse la herida y neutralizar los efectos del ácido.

Tuvo que ser atendida por un médico privado, ya que las oficinas del SAT no había personal que la auxiliara.

“Nos dimos cuenta que era ácido sulfúrico por cómo estaba cicatrizando en la piel, se puso marrón, la llevé al hospital y nos dijeron que eran quemaduras de segundo grado que se debían tratar con una pomada con antibióticos”, agregó.

La joven rechazó que ella o su mamá fueran amenazadas y aseguró que no tienen conflictos con nadie, por lo que consideran que el ataque fue perpetrado por gente “un poquito enferma de su cabeza que le gusta hacer cosas al azar, alguien a quien le gusta estar molestando”.

Finalmente, señaló que presentarán la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado (FGE), aunque pidió mantener su identidad en secreto para evitar represalias.

Fuente: Agencias