Tuxpan, Ver.- El equipo político del ex aspirante a la candidatura de Morena Javier Sánchez Balderas renunció este día a seguir operando a favor de José Manuel Pozos Castro (candidato impuesto) para irse a la campaña del abanderado del PVEM, Alberto Silva Ramos.

Y es que lo que se venía diciendo semanas atrás por fin ocurrió, la imposición de Pozo Castro a las bases de Morena como candidato a la alcaldía porteña terminó por hacer renunciar a los verdaderos operadores de Morena en Tuxpan.

Pozo Castro fue una imposición de Cuitláhuac García y de Ramírez Zepeta, ya que muy por encima de este grisaceo y corrupto personaje había un aspirante que tenía totalmente caminado el municipio y que las bases de Morena lo querían como su candidato, se trataba de Javier Sánchez Balderas.

Ahora las consecuencias, los principales operadores de Sánchez Balderas mandan a freír espárragos a Pozos Castro y a Morena, para irse con el proyecto ganador y que más está creciendo allá por Tuxpan el cual lidera Alberto Silva Ramos y el PVEM.

Bien se dijo que Morena tenía la oportunidad de oro de hacerse con la alcaldía tuxpeña, pero con la selección por dedazo como candidato de Pozos Castro todo se vino abajo, ahora se viven las consecuencias y Morena se estaría yendo a una tercera posición en la próxima elección municipal.

loading...