Las cámaras del C5 en Ciudad de México captaron cuando un sicario se hizo pasar como discapacitado en una silla de ruedas para pasar desapercibido y ejecutar a su víctima poco antes de las 7 de la mañana del lunes en la colonia Merced Gómez.

Ocurrió en los límites de las alcaldías Benito Juárez y Álvaro Obregón, en la esquina de La Castañeda y Periférico Sur, a las 6:53 a.m. A esa hora las cámaras captaron a un hombre que empujaba lentamente a otro en una silla de ruedas con un cobija en sus piernas.

En ese momento la víctima, identificada como Daniel Miranda Arévalo, de 49 años de edad, sacaba su camioneta de un conjunto de departamentos. Las cámaras del C5 alcanzaron a distinguir cómo, al momento en que la víctima conducía para sacar el auto del zaguán de unos condominios, tres sicarios ya lo esperaban desde dos carros estacionados sobre el Periférico y dos más en una silla de ruedas, uno de ellos haciéndose el paralítico y otro empujándolo.

Fue entonces cuando se acercaron, el de la silla se levantó y sacó una pistola que guardaba debajo de la cobija, y dispararon contra la camioneta.

Minutos después los responsables escaparon en un auto y una camioneta que ya los esperaban, en la escena quedo abandonada la silla de ruedas con la cobija. Tras la balacera, cerca de 15 policías llegaron a la escena, al igual que familiares de la víctima. El cuerpo quedó frente al volante. La policía contabilizó al menos 31 indicios balísticos en el piso.

Lo último que captaron las cámaras fue a los responsables huyendo sobre avenida Periférico con rumbo a Cuajimalpa.

Más tarde se supo que Daniel Miranda y su hermano ya habían sido atacados a tiros en la alcaldía Miguel Hidalgo; iban en la misma camioneta, y esa vez su hermano fue asesinado.

Según lo dicho por el suegro del difunto a diario Pásala, Daniel vivía en la colonia Las Águilas y trabajaba en un gimnasio de Tacubaya, por lo que se desconoce que hacía ahí.

Luego de que asesinaron a su hermano en 2019, los familiares creen que el crimen pudo ser obra de sicarios de Jonathan Canchola, un ex presidiario que lidera una banda de narcotraficantes, secuestradores y extorsionadores que operan en las alcaldías de Cuajimalpa y Álvaro Obregón.

Las autoridades lo señalan como uno de los principales responsables de la ola de violencia en estas demarcaciones, para controlar la distribución de cocaína y mariguana en esta zona.

Se presume que el grupo delictivo que encabeza está conformado por más de 100 integrantes quienes poseen gran capacidad de armamento. Se trata del grupo de los ‘Lenin Canchola’ o “Los 3AD (Tercera Acción Destructiva)” como ellos se hacen llamar. Este grupo se ha coludido con las autoridades para poder crecer.

La SSC de la CDMX comenzó a rastrear a sus trabajadores y así fue como se enteraron de que había autoridades de la alcaldía Cuajimalpa coludidas.

Hace unos días la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) concretó la captura de funcionarios de alto nivel de la alcaldía Cuajimalpa que operaban con Jonathan Canchola; se trata de Flor Leticia, quien era jefa de la Unidad Departamental de Vía Pública, y Marco “P”, quien era director de Recursos Naturales de la alcaldía Cuajimalpa.

Fuente: Agencias

loading...