En la localidad de El Terrero, Michoacán surgió un grupo de autodefensas, en el cual participan solamente mujeres, las cuales tienen como fin defender a su familia de la delincuencia organizada, ya que las autoridades michoacanas brillan por su ausencia.

En el grupo participan alrededor de 40 mujeres embarazadas, mientras que otras más llevan a sus niños pequeños a las barricadas que ellas mismas construyeron.

En esta comunidad muchas familias han perdido a sus hijos, victimas de la delincuencia organizada, culpando específicamente al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), es por eso que las madres hartas de que les arrebaten a sus hijos, decidieron armarse con fusiles de salto para combatir a los criminales.

También te puede interesar: El próximo miércoles se define posible confinamiento en Michoacán

Una de las mujeres quien prefirió mantenerse en el anonimato, explicó que entró al grupo de autodefensa para defender a los que le quedan, pues dijo que el CJNG le arrebató a una hija de 14 años y a otro de sus hijos.

Estas bandas criminales secuestran a jóvenes y a niños para integrarlos en sus células criminales, de manera que sus madres no los vuelven a ver.

Esta región es rica en recursos naturales, además de ser una vía estratégica para el paso de drogas, por lo cual los carteles tienen una constante disputa por el control del territorio.

En esta comunidad viven con el miedo constante de que el cartel delincuencial regrese a querer llevarse a sus seres queridos, es por eso que las mujeres decidieron armarse, para hacer valer por su propia mano la justicia que las autoridades michoacanas nunca les han dado.

loading...