Tania Lezema Salgado, una menor de 15 años que viajaba en la Línea 12 del Metro tras el colapso de uno de sus trenes, quedó paralítica tras el incidente. Se trata de la hermana de Nancy, joven de 23 años que perdió la vida a causa de la tragedia.

Cuando la familia buscaba desesperadamente a las jóvenes alrededor de los hospitales donde estaban siendo remitidas las víctimas del siniestro, a Tania la encontraron en la clínica de Xoco, mientras a Nancy la seguían buscando por horas.

Al tiempo que se movilizaban para dar con el paradero de la hermana mayor, que horas más tarde fue encontrada sin vida, los allegados de las muchachas recibieron la noticia de que la pequeña de 15 años tendría que ser intervenida por una fractura en la columna.

Actualmente, Tiana tiene diagnóstico de no volver a caminar.

Culpa ajena

Para Nancy, el lunes era el día de descansar en casa y de no acercarse a la plaza comercial, donde trabajaba. Pero ahí también laboraba Enrique, su novio, que insistió en que acudieran al cine.

Al final, la pareja decidió mejor ir a cenar, y acordaron invitar a Tania, hermana de Nancy a acompañarlos. Al terminar la reunión las jóvenes regresaban de una salida a la plaza donde Nancy trabajaba, cuando su regreso a casa se vio interrumpido por el fatídico hecho.

Enrique esperaba una llamada de Nancy que le avisara que ella y Tania ya estaban de vuelta a casa; pero se hizo tarde y esa llamada nunca llegó. Fue entonces cuando el joven se enteró mediante la televisión del colapso de un convoy del Metro sobre la línea en donde viajaban su novia y su cuñada.

El joven adoptó la culpa por la muerte de Nancy y el estado de Tania, en medio de una tragedia que no podía prever y que corresponde a descuidos ajenos, porque convenció a su novia de ir a una plaza el día de su descanso para pasar tiempo con ella.

Por su parte, la madre de las jóvenes reconoce que los responsables de la pena que alberga a la familia son quienes descuidaron

“Buscamos en todos los hospitales. Por culpa de un gobierno fallido, perdimos a Nancy. (Era) tanto el cinismo de esta gente, que ni siquiera nos ayudaron a buscarla, no nos preguntaban ni cómo iba vestida”.

Fuente: Agencias

loading...