Coatepec, Ver.- En diversos mensajes emitidos a través de las redes sociales, el gobierno municipal de Coatepec presumió que la pavimentación del acceso a Tapachapan era un símbolo de progreso. Sin embargo, el sepultar la calzada histórica, favorecer el acceso a los invasores y marginar la escuela Niño Héroes, fueron los reclamos que el ayuntamiento no quiso atender.
La obra fue tan criticada por la opinión pública que la presidencia recurrió a diversos medios locales para que promovieran los supuestos beneficios.
La pavimentación es una acción delictiva por contravenir el Decreto de la Zona de Monumentos de Coatepec y el Programa de Desarrollo Urbano de la Zona Conurbada de Xalapa, pero desde hace algunos años ha sido promesa de diversos candidatos y funcionarios quienes solo desean servirse de los puestos públicos.
Entre los más fervientes promotores de la pavimentación se encuentran empleados municipales y empresarios locales, quienes pretenden consolidar diversos proyectos a coste del legado histórico y medioambiental.
Uno de estos proyectos es el fraccionamiento Los Buxos, cuya propiedad está ubicada en la localidad de Tapachapan y será subdividido en 24 lotes.
El desarrollo inmobiliario, del cual se rumoraba hace meses, materializó su propaganda tras la inauguración de las obras de pavimentación que el alcalde Enrique Fernández abanderó.
Carteles tanto en la vía pública como en las redes sociales publicitan una vida “cerca del Río el Trianon y la naturaleza” pero no mencionan que el predio se encuentra dentro de una RESERVA ECOLOGICA, por lo que densificar la zona es ILEGAL.
De esta manera, la pavimentación de la histórica calzada, no solo se usó como carta de presentación, sino que se construyó para favorecer la urbanización la montaña.