Tamalín, Ver.- Daños a viviendas, caídas de árboles, anegamientos y crecida de afluentes son algunas de las secuelas que dejó intensa tormenta registrada este miércoles por la tarde en la región de la Sierra de Otontepec, informaron autoridades de Protección Civil de varios municipios de la zona.

Particularmente, los efectos de la turbonada se dejaron sentir en este municipio, al igual que en Tantima, donde además se presentaron cortes al servicio de suministro de energía eléctrica, debido a la caída de cables.
La enlace regional de Protección Civil del Estado, Yéssica Carrillo Alarcón, junto con elementos de la dependencia local del rubro y de la Policía Municipal, se dirigieron a varios puntos con la finalidad de supervisar y evaluar daños, ante los fuertes vientos y la intensa lluvia que tuvieron lugar.

Algunas viviendas sufrieron desprendimiento de láminas de los techos y varias ramas de árboles cayeron sobre éstas debido al intenso norte e incluso en algunas humildes moradas el agua se introdujo a las casas, tanto en la cabecera como en diversas comunidades rurales.
Hoy jueves, Yéssica Carrillo efectuará un recorrido a fin de determinar el número de casas afectadas por el temporal, con objeto de gestionar los apoyos necesarios ante la Secretaría de Protección Civil (SPC) del gobierno estatal, en apoyo a las familias que vieron mermado su patrimonio.
loading...